Connect with us




Nacionales

‘Me gusta ir a contrapelo de lo que me sale fácil y escribir en situación de riesgo’

Publicada

el

'Me gusta ir a contrapelo de lo que me sale fácil y escribir en situación de riesgo'
Foto Alejandro Santa Cruz
Foto: Alejandro Santa Cruz

Con un aire de homenaje que reformula los planteos y la trama del clásico “Lolita” de Vladimir Nabokov, la escritora Leticia Martin edifica en “Vladimir”, novela ganadora del último concurso Lumen, un ecosistema en el que se ponen en tensión el deseo y el clima apocalíptico y habilita a pensar que las mujeres también pueden ser «seres peligrosos», según la autora.

La historia de “Vladimir” se mueve en una suerte de triángulo de personajes entre los ecos y reminiscencias del pasado reciente: una profesora a la fuga, llamada Guinea; el hombre que la encuentra y la protege en medio del caos; y el hijo de este, un adolescente hacia el que la mujer sentirá una atracción inevitable que no hace más que revivir un pasado del que escapa.

La novela, que tras una gira de la autora por España será presentada el martes 24 de octubre a las 19 en la Librería del Fondo, en Costa Rica 4568, de la ciudad de Buenos Aires, comienza cuando Guinea aterriza en una Buenos Aires afectada por un apagón generalizado en todo el mundo y, sin muchas opciones, decide aceptar la invitación de un taxista para alojarse con él y su hijo adolescente hasta que se solucione la emergencia. Desde ese presente enrarecido y apocalíptico, la autora retoma el pasado de esta profesora universitaria en Estados Unidos y su carrera truncada cuando un romance con uno de sus alumnos sale a la luz. En Buenos Aires reaparecen esas pulsiones cuando se despierta su interés por Vladimir, el joven con el que está forzada a compartir el espacio.

Fue una amiga con la que suele compartir sus textos la que le acercó las bases del concurso de Lumen y la convenció de que mandara la novela que estaba terminando. “No suelo ir atrás de los concursos, pero este coincidió con que estaba terminando el texto. La mandé de forma algo autómata y me olvidé, no sabía ni cuándo divulgaban el resultado”, recuerda Martin quien se enteró que era la ganadora un miércoles cuando estaba en el gimnasio y, tras desentenderse varias veces de las llamadas insistentes que llegaban a su teléfono, finalmente atendió.

Foto Alejandro Santa Cruz
Foto: Alejandro Santa Cruz

“Fue absolutamente sorpresivo, nunca me imaginé ganar un premio internacional. En relación a mi profesión, sin dudas fue lo más importante que me ha tocado vivir”, dice sobre el galardón que obtuvo la novela entre 407 manuscritos redactados en habla hispana y ante un jurado compuesto por Ángeles González-Sinde, Luna Miguel y Clara Obligado.

Martin (Buenos Aires, 1975) es narradora, poeta y crítica cultural. Obtuvo la Licenciatura en Ciencias de la Comunicación en la Universidad de Buenos Aires y cursó el Posgrado Internacional en Gestión Cultural y Políticas de Comunicación de Flacso, pero su formación como escritora fue en el marco de los talleres a los que concurrió durante años. “Hice taller con Abelardo Castillo y un día, él me bajó del grupo porque estaba embarazada. Me dijo que no fuera más porque se discutían cosas violentas y todo tipo de oscuridades. Para mí fue difícil porque pensé que iba a tener más tiempo durante la licencia y terminé alejada de la rutina de escribir durante casi diez años. Fue un freno de mano. Seguramente no fue todo su culpa pero activó un pensamiento: “Quizás no escribo bien y él me dice esto para correrme del medio”.

Pero no se amilanó y escribió y trabajó sus textos en los talleres de Guillermo Saccomano, Luciano Lamberti, Pedro Mairal y Juan Terranova hasta que se convirtió en tallerista y empezó a entablar un ida y vuelta con sus alumnos. Esa dinámica aprendida con los años dejó una huella en su obra: “Mis textos se trabajan de forma colectiva: Edgardo Scott, Lamberti, Ignacio Molina, mis amigas. Mi virtud es escuchar, pero también respetarme”.

“Mis textos se trabajan de forma colectiva: Edgardo Scott, Lamberti, Ignacio Molina, mis amigas. Mi virtud es escuchar, pero también respetarme”Leticia Martin

– ¿Cuál fue la semilla de la historia que cuenta la novela? ¿Y cómo fue el proceso de escritura?
– Siempre tengo cerca la hipótesis de que las mujeres somos protagonistas peligrosas o defectuosas. Me interesa ese universo de mujeres, alejadas del lugar de víctimas. La cuestión de género, por otra parte, siempre está presente. La historia nació después de escuchar el relato de un amigo que me contó que había tenido una relación con una mujer mayor cuando él iba a la escuela, que vivía sola en una casaquinta con pileta y que ella lo llamaba y él salía corriendo para encontrarse a cualquier hora del día. Anoté un par de escenas que nunca llegaron a la versión final de la novela pero recuerdo que me impresionó que mi amigo lo contaba de una forma muy diferente a como lo hubiera hecho una mujer: sin ponerle nombre, sin darse cuenta que esa mujer era peligrosa, sin considerar que era un abuso. Trabajé varios borradores que escribí en 2019 y durante la pandemia, pero tardé un tiempo largo hasta que se me apareció la idea del apagón. Releí Lolita y estudié mucho el trío de ese clásico como un germen que me podía servir y, a partir de eso, empecé a captar el personaje de Guinea.

«Siempre tengo cerca la hipótesis de que las mujeres somos protagonistas peligrosas o defectuosas. Me interesa ese universo de mujeres, alejadas del lugar de víctimas»Leticia Martin

– ¿Por qué crees que cuesta tanto imaginar a una mujer como abusadora? La figura se desdibuja.
– Aparece inmediatamente la palabra “patriarcado”. Años y años de un orden de cosas que congeló una posición para las mujeres y otra para los hombres. Entonces, ante un corrimiento, esa naturalización de las posiciones se desvirtúa. La posición del macho por encima de la mujer hace que no sea sencillo ver que un varón adolescente sea violado. El abuso suele ser privado, intramuros, con pocos testigos…Para el varón también es complejo salir del lugar patriarcal y por eso, cuando son víctimas, tampoco lo pueden ver.

– ¿Qué tipo de diálogo entablaste con Lolita, de Nabokov?
– Me gusta que digan que hay un “robo”, en el sentido genuino y literario, de la obra de Nabokov porque creo que lo hizo muy bien. Como autor, uno revisita para entender los mecanismos. Pedro Mairal dice que un escritor es como un niño que desarma un juguete para saber qué hay dentro; yo leo influenciada por ese procedimiento. Me gusta ir a contrapelo de lo que me sale fácil para escribir en una situación de riesgo. ¿Cómo escribo un personaje horrible, perverso y oscuro sin juzgarlo o estereotiparlo? Fue un gran desafío y no quise esconder que algo de la obra de Nabokov estaba en mi búsqueda. Incluso, hice la escaleta de Lolita, punto por punto y pude, a partir de ahí, distanciarme de muchas cosas que no me interesaban. También busqué trabajar la figura de la reincidencia: Guinea escapa de lo que le ocurrió pero no puede evitar recaer. El parentesco entre las dos obras es bastante claro porque el trío entre madre e hija y un externo que viene a romper esa relación, en mi novela se convierte en padre e hijo y una externa que viene también a conflictuarla. Esa estructura se replica de forma directa, pero los giros argumentales de la trama no se parecen.

«Para el varón también es complejo salir del lugar patriarcal y por eso, cuando son víctimas, tampoco lo pueden ver»Leticia Martin

– La novela pone a dialogar el deseo irrefrenable de Guinea por sus víctimas y el apagarse del mundo, un escenario apocalíptico. ¿Cómo trabajaste esa tensión?
– Me da gracia cuando dicen que es una novela distópica porque en realidad después de aquel gran apagón que ocurrió en 2019 no resulta difícil imaginar qué podría ocurrir si esa situación se prolongara. La inclusión del apagón fue meramente un recurso literario: yo buscaba algo que me permitiera mantener a los personajes juntos en la intimidad de la convivencia. Encerrar a los personajes me permitió desarrollar a los personajes. Creo que hay una conexión entre la vida interior de ellos dos y el exterior: la comunión en los distintos planos de la destrucción.

– Viajaste a España a presentar la novela, en un contexto en el que las escritoras latinoamericanas están siendo muy leídas en el exterior. ¿Cómo recibieron la novela?
– Mi sensación es que adoran la literatura latinoamericana contemporánea. Pero no lo digo en el sentido de la idolatría, sino que me encontré con lecturas profundas, con que trazaban relaciones justificadas y con un conocimiento genuino de lo que hacemos. Pasé por Valencia, Barcelona y Madrid y me sorprendió el diálogo y el interés en la literatura que escribimos en esta parte del mundo. Hay algo que dice Ariana Harwicz, con quien yo discuto mucho algunas cosas pero que suele parecerme súper lúcida y la admiro mucho, que es muy cierto: en Europa admiran el salvajismo con el que escribimos porque lo que se rescata es el malón, lo que está fuera de la civilización. En Europa, más allá de la guerra y su careteo, la vida es un poco más tranquila.

– ¿Cómo cambia la escritura y la dinámica de la escritura un premio tan importante?
– Estoy focalizada en que no cambie cierta ética de trabajo y en sostener lo que realmente me interesa como escritora. Sé que si traiciono eso por un interés comercial, pierdo. María Fasce, directora literaria de Alfaguara, Lumen y Reservoir Books, me dijo que tenía toda la libertad del mundo para enfocar la próxima novela y eso me sentó muy bien. Pero voy con cuidado porque hay una cualidad mía que me suele jugar malas pasadas: el entusiasmo. Con los años, descubrí que la templanza y los lugares de centro y equilibrio anímico son mejores que los extremos. Estoy focalizada en que los espejitos de colores que trae un premio como este no me saquen del foco de la escritura. Estar a la altura del premio es seguir escribiendo.

Comparte en las redes
Continue Reading
haz clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nacionales

‘La voluntad de diálogo es bienvenida siempre que se construya un acuerdo razonable’

Publicada

el

por

Milei 'lleva a la Argentina a los extremos', aseguró el vicegobernador de Río Negro
El vicegobernador de Ro Negro Pesatti advirti que el llamado al dilogo de Milei con los gobernadores no debe tener imposiciones Foto Marcelo Ochoa
El vicegobernador de Río Negro, … Pesatti, advirtió que el llamado al diálogo de Milei con los gobernadores «no debe tener imposiciones» / Foto: Marcelo Ochoa.

El vicegobernador de la provincia de Río Negro, Pedro Pesatti, celebró este domingo la «voluntad de diálogo» del Pacto de Mayo que el presidente Javier Milei propuso a los gobernadores, pero pidió que «se construya un acuerdo razonable para las partes» y no haya «imposiciones».

«La voluntad de diálogo es bienvenida siempre que se construya un acuerdo razonable para las partes y no partiendo de imposiciones», aseguró Pesatti en diálogo con Radio 10 respecto de la convocatoria que hizo el presidente Milei a los gobernadores para firmar el próximo 25 de mayo en Córdoba un acuerdo que contempla 10 políticas de Estado.

Pesatti indicó que “la Patagonia necesita tener un diálogo con la Nación” y, aunque aun no habló con el gobernador Alberto Weretilneck sobre si asistirá al encuentro en Córdoba, opinó que si la invitación del Presidente “es para dialogar, si podría asistir pero para recibir una imposición, seguramente no».

El vicegobernador agregó que, de acuerdo a como lo planteó el presidente Milei en el discurso que pronunció el viernes ante la Asamblea Legislativa, «no pareciera ser una propuesta para dialogar, sino una propuesta a decir que sí a lo que se propone de antemano».

«Así planteada no es una propuesta de diálogo, sino un llamado a ‘vení fírmame esto’ y listo», enfatizó.

Señaló también que desde el Gobierno nacional “se quiere construir una idea de que las provincias son gastadoras seriales que no tienen ningún tipo de razonabilidad en los gastos” y advirtió que «cuando dicen que les sacan guita a las provincias, se la están sacando a la gente”.

“Nuestra región se tiene que mantener unida, es lo que nos va a permitir construir fortalezas entre nosotros”, aseguró el vicegobernador respecto a la reunión de gobernadores patagónicos que se realizará el próximo jueves y extendió la invitación al Presidente porque «sería muy bueno que Milei venga a la Patagonia» pero destacó que aún nadie del poder Ejecutivo respondió a la invitación.

En tanto, recordó que en reiterados discursos el presidente Milei «logró dividir al país con el concepto de la casta” cuando él mismo «en su equipo tiene varios que son claros exponentes de la casta” y, en ese sentido, auguró que «en algún momento la gente va a ver que es una gran falacia esto de ‘los argentinos de bien».

Comparte en las redes
Continue Reading

Nacionales

La obra del argentino que exhibe en la principal feria de Medio Oriente

Publicada

el

por

La obra del argentino que exhibe en la principal feria de Medio Oriente
Nicols Janowski
Nicolás Janowski

Una serie de obras producidas en Tierra del Fuego, en la frontera más austral del continente, en el último límite geográfico antes de la Antártida, que se interrogan por la idea de «fin del mundo», concebidas por el artista, antropólogo y fotógrafo argentino Nicolás Janowski, se exhibe en el marco de la feria de arte contemporáneo Art Dubai, la más importante de Medio Oriente, que se celebra desde hoy y hasta el próximo domingo en ese emirato árabe.

La obra de Janowski titulada «Adrift in Blue» (A la deriva melancólica), un proyecto transmedial que incluye una plataforma web, piezas sonoras, videos, investigación e intervención sobre archivos históricos y sobre bitácoras de viaje de los primeros exploradores, se exhibe en la sección de la feria bautizada «Bawwaba» -que significa puerta en árabe- y que reúne doce presentaciones individuales de creadores provenientes del Sur Global.

De la mano de la galería uruguaya Invernizzi Art Lab, de Montevideo, el artista argentino participa de esta sección curada por Emiliano Valdés, conservador jefe del Museo de Arte Moderno (MAMM) de Medellín, que lleva por título «Healing» y se centra en una serie de prácticas artísticas que exploran la ‘sanación’ en un plano personal y espiritual, pero también social, histórico y cultural.

La feria de arte contemporneo Art Dubai que present la muestra
La feria de arte contemporáneo Art Dubai que presentó la muestra,


El proyecto que el argentino está presentando en la feria Art Dubai fue desarrollado en la isla de Tierra del Fuego, tanto en Argentina como en Chile, e incluye imágenes fotográficas producidas en la isla a lo largo de tres años, pero también intervenciones realizadas sobre imágenes históricas de los pueblos Selk’nam y Yámanas.

«Estamos presentando un conjunto de  siete obras, tres de ellas inéditas, producidas en la frontera más austral del continente americano, el Cabo de Hornos, que es el último límite geográfico antes de llegar al continente blanco, la Antártida», contó Janowski (Buenos Aires, 1980) en diálogo con Télam.

Se trata de un proyecto de largo aliento, histórico y poético, que propone a través de diferentes soportes artísticos bucear en el imaginario de lo que representa el fin del mundo y que «entrecruza nociones de territorialidad, justicia social, soberanía alimentaria y cambio climático», describió el autor.

El mundo segn Janowski
El mundo según Janowski.


«Mis  proyectos suelen partir de las mismas temáticas e intereses: la construcción de la idea misma de territorialidad y las construcciones históricas asociadas a un territorio específico. ¿Cómo se constituye y recrea un territorio? ¿De qué modo se narró históricamente este territorio? Si la historia la escriben los que ganan ¿Qué pasa con la historia de los perdedores, de los que no tienen voz? En este proyecto en particular me interesaba repensar la idea misma del fin del mundo, o más bien, el inicio del mundo, en términos geográficos», reflexionó el artista y antropólogo.

La investigación, que apunta a dar preponderancia a las cosmovisiones indígenas de la isla (los pueblos Selk´nam y Yamanas), se detiene también en «el papel histórico de la iglesia y su modelo evangelizador y colonizador».

«Muchas de las obras que componen este proyecto hablan precisamente de esta necesidad de recuperar ciertos saberes ancestrales, pero no desde una óptica ‘new age’ sino desde la vinculación con el territorio en términos prácticos, y el modo en que los pueblos indígenas históricamente se adaptaron al territorio del cual forman parte una manera mucho menos intrusiva que la que tenemos desde nuestras vinculación occidental», opinó Janowski.

La obra de Janowski en Dubai
La obra de Janowski en Dubai.


El proyecto sobre Tierra del Fuego, que se extiende sobre diversos soportes artísticos -incluido un libro- y se ha presentado en numerosos países del mundo, despierta el imaginario artístico de Janowski sin dejar su lado su formación como antropólogo, carrera de la que se recibió en la universidad: «Me considero un artista visual con base fotográfica, es decir que utilizo mi cámara con el fin de narrar una historia. Y por mi formación previa utilizo ciertas técnicas de investigación y reportería, asociadas con la etnografía y las ciencias sociales. En función de estas metodologías, puedo llevar a cabo una investigación o traducirla en objetos, o piezas visuales, indistintamente», señaló.

La obra de Janowski se exhibe en la 17 edición de Art Dubai, la feria de arte contemporáneo más importante de Medio Oriente, que se realiza del 1 al 3 de marzo en el esplendoroso complejo Madinat Jumeirah, con la participación de 120 galerías provenientes de 60 ciudades del mundo, como Mumbai, Beirut, Marruecos, Bogotá, Casablanca o Estambul.

Comparte en las redes
Continue Reading

Nacionales

Se reanudaron en Egipto las negociaciones para un alto el fuego entre Israel y Hamas

Publicada

el

por

Desde el 7 de octubre murieron 103 periodistas en Gaza
Foto archivo AFP
Foto: archivo AFP

Las negociaciones en Egipto para lograr una tregua entre Israel y Hamas se reanudaron este domingo, mientras en los territorios palestinos de la Franja de Gaza persistían los bombardeos israelíes y la población civil estaba al borde de la hambruna.

Delegaciones del movimiento islamista palestino Hamas, de Qatar y Estados Unidos estaban en El Cairo para iniciar «una nueva ronda de negociaciones», informó la agencia de noticias AFP.

Los enviados de Hamas tienen que pronunciarse sobre una propuesta de tregua esbozada en París a fines de enero, indicó una fuente cercana al grupo palestino.

Esta propuesta de los países mediadores -Qatar, Estados Unidos y Egipto- consiste en una pausa de seis semanas en los combates y la liberación de 42 rehenes a cambio de la excarcelación de palestinos presos en Israel.

A principios de la semana pasada, una fuente próxima a Hamas detalló que la propuesta consistía en liberar, cada día, a un rehén a cambio de diez prisioneros palestinos. Esto se haría durante 42 días, y estaría completado en seis semanas.

El movimiento palestino también exige la retirada de las tropas israelíes de la Franja de Gaza, que los gazatíes puedan regresar al norte del enclave, del que muchos huyeron a causa de los combates, y el ingreso de más ayuda humanitaria para la población, en riesgo de hambruna.

El objetivo es alcanzar una tregua antes del inicio de Ramadán, el mes de ayuno musulmán, que empieza el 10 o el 11 de marzo.

«Los israelíes aceptaron en principio los elementos del acuerdo», aseguró el sábado un alto funcionario estadounidense, aunque no fue confirmado por Israel.

Hamas dijo este domingo que podría firmarse un acuerdo «en 24 o 48 horas» si Israel «acepta las demandas», informó la agencia de noticias AFP, que citó a un dirigente del movimiento islamista que habló bajo condición de anonimato.

En tanto, la vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, dijo que «debe haber un alto el fuego inmediato durante al menos seis semanas, que es el acuerdo que está sobre la mesa» y además pidió reunir «a los rehenes con sus familias» y proporcionar «ayuda inmediata al pueblo de Gaza».

Foto archivo AFP
Foto: archivo AFP


«Han muerto demasiados palestinos inocentes. Hace tan sólo unos días, vimos a personas hambrientas y desesperadas acercarse a los camiones de ayuda, simplemente intentando conseguir alimentos para sus familias tras semanas en las que casi no llegaba ayuda al norte de Gaza. Fueron recibidos con disparos y caos», declaró.

«La gente en Gaza se muere de hambre. Las condiciones son inhumanas», afirmó.

«El gobierno israelí debe hacer más para aumentar significativamente el flujo de ayuda. Sin excusas», afirmó, desde la ciudad de Selma, en el estado de Alabama.

Harris pronunció así la condena más explícita de un alto cargo estadounidense desde el inicio de la guerra en Gaza y se produce un día antes de que se reúna con el miembro del gabinete de guerra de Israel Benny Gantz.

En el terreno, varios bombardeos nocturnos azotaron las ciudades de Khan Yunis y Rafah, en el sur de la Franja de Gaza.

Hamas, que gobierna en Gaza desde 2007, indicó que también hubo disparos de artillería en Jabaliya, Beit Hanun, en el barrio de Zeitun de Ciudad de Gaza y en Tal Al Hawa, en el norte.

En casi cinco meses de guerra, las operaciones militares israelíes en represalia al ataque sin precedentes de Hamas en Israel el 7 de octubre dejaron 30.410 muertos en la Franja, en su mayoría civiles, según el último balance del Ministerio de Salud controlado por Hamas.

En el ataque del movimiento palestino en Israel murieron cerca de 1.200 personas y unas 240 fueron secuestradas, entre ellas una veintena de argentinos.

Una tregua de una semana en noviembre permitió canjear a un centenar de rehenes por 240 presos palestinos e Israel estima que unas 130 personas permanecen cautivas, 30 de las cuales habrían muerto desde entonces.

En respuesta, Israel lanzó una operación aérea y terrestre para «aniquilar» a Hamas.

El Gobierno de Hamas indicó este domingo que en las últimas 24 horas 90 personas murieron en Gaza.

Foto archivo AFP
Foto: archivo AFP


Catorce de los muertos eran miembros de una misma familia fallecidos en un bombardeo que destruyó su casa en Rafah, en la frontera con Egipto, donde unos 1.4 millones de palestinos se desplazaron en busca de refugio.

Entre los fallecidos hay dos bebés gemelos, Naim y Wisam, de apenas unos meses.

Shehda Abu Anza, un sobrino de la familia, relató a AFP que solo había civiles en la casa.

«Había quizás más de 15 niños en la casa» de cuatro pisos, que quedó totalmente destruida, señaló.

El conflicto ha provocado una catástrofe humanitaria y la hambruna es «casi inevitable» para 2,2 millones de palestinos de Gaza, la inmensa mayoría de la población gazatí, según Jens Laerke, vocera de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU (OCHA).

Al menos 16 niños murieron por «desnutrición y deshidratación» en estos últimos días, según el Ministerio de Salud de Hamas.

El papa Francisco urgió este domingo garantizar un «acceso seguro» a la ayuda humanitaria para la población en Gaza, y el Consejo de Seguridad de la ONU pidió que se permita su entrega «gran escala», sin obstáculos.

El suministro de ayuda por vía terrestre, que depende de la autorización de Israel, entra con cuentagotas a Gaza, principalmente por Rafah, desde Egipto.

Foto archivo AFP
Foto: archivo AFP


Un reparto de comida en la Ciudad de Gaza terminó el jueves en tragedia después de que soldados israelíes abrieran fuego contra una muchedumbre que se abalanzó contra los camiones.

Según Hamas, 118 personas murieron y 760 resultaron heridas.

La investigación preliminar «indicó que tras los disparos de advertencia para dispersar la estampida […] varios saqueadores se acercaron a las fuerzas y generaron una amenaza inmediata» para los soldados, afirmó este domingo el portavoz del ejército israelí, Daniel Hagari.

Las tropas dispararon «hacia varios individuos», agregó, insistiendo en que un organismo «independiente» del ejército llevará a cabo una investigación.

Un equipo de la ONU dijo que constató un «gran número» de heridos por bala en un hospital de la ciudad donde fueron ingresadas muchas de las víctimas.

Testigos indicaron a la agencia de noticias AFP que un ataque israelí impactó un camión humanitario en Deir el-Balah (centro), pero el ejército israelí dijo a la misma agencia, que «no era un camión humanitario el impactado».

La Media luna roja palestina indicó en X (ex Twitter) que «transportó cinco muertos y cuatro heridos tras un ataque a un camión con dron israelí (…) en Deir el-Balah».

Frente a las dificultades para hacer llegar la ayuda por ruta, Estados Unidos lanzó el sábado desde el aire un primer envío de alimentos, en total 66 «paquetes» que contenían 38.000 raciones de comida, en colaboración con Jordania, según un alto mando militar estadounidense.

Comparte en las redes
Continue Reading
Advertisement


salud