Connect with us




Nacionales

cuando la ficción supera a la realidad (y viceversa)

Publicada

el

cuando la ficción supera a la realidad (y viceversa)
El ciudadano Kane de Orson Welles
«El ciudadano Kane», de Orson Welles.

Decía San Agustín: «Si nadie me pregunta qué es el tiempo, lo sé, pero si me lo preguntan y quiero explicarlo, ya no lo sé”. Lo mismo podría decirse sobre la definición de democracia, tan paradigmática y a la vez convertida en la mejor ley hasta ahora en cuanto a convivencia humana para regir temporalmente los destinos los pueblos.

 

En la fachada de todo proceso electoral hay, es obvio, teatralidad, y en bambalinas otro tipo de situaciones que, a veces poco decorosas, muestran las costuras de las verdaderas intenciones que, casi sin excepción están en las antípodas de las propuestas. En especial esas que por su lenguaje enrevesado en «temas cruciales», su ambigüedad y las trampas sacadas de la galera, devienen finalmente en todo lo contrario a lo prometido, incluso a lo jurado por Dios o simplemente por la Patria.
 

Robert Redford hace ms de medio siglo en El candidato de Michael Ritchie
Robert Redford hace más de medio siglo en «El candidato», de Michael Ritchie.

Si hay algo cierto es que en estas películas la presencia del votante es mínima o nula, porque el que elige es el que está sentado en la platea o en su casa. La exposición siempre es de aquellos que pujan por una elección: nunca se pone en la mira a aquel que elige u opta, conceptos muy diferentes entre sí, cuando la oferta es homogénea en cuanto a consistencia o simplemente un «es lo que hay». De esta última situación, que puede darse en algunas ocasiones, no parece que existiera todavía nada filmado.

 

Ganadores y perdedores, ya sean del siglo 19, cuando los países alcanzaban sus estructuras políticas que marcarían su porvenir, o del siglo siguiente, en particular las que se establecerán después de la Primera Guerra Mundial, aparecen en el cine estadounidense más que en cualquier otro. Sin embargo. y por cuestiones socio-políticas singulares que el público argentino ve con cierta distancia, mientras que las propuestas locales abordan el tema con sus singularidades y algún guiño de humor.

 

Dustin Hoffman y Robert De Niro en Escndalo en la Casa Blanca
Dustin Hoffman y Robert De Niro en «Escándalo en la Casa Blanca».

En esta selección que arranca al iniciarse la década del 60, es decir la segunda mitad de la historia del cine, se enumeran las  producciónes de la cinematografía estadounidense más difundidas antes en VHS y DVD y ahora en plataformas, así como un repaso de los que surgieron de los primeros tiempos del sonoro que también son muchas veces accesibles, y las del cine nacional, que arrancan en 1959, cuando en Argentina se iniciaba, aún con proscripciones,un nuevo capítulo democrático.
 

1

«Todos los hombres del rey»

(«All the King’s Men») En sus dos versiones, la primera de 1949 y la segunda de 2006, la original de Robert Rossen ganadora de tres premios Oscar, entre ellos el de Mejor Película, con Broderick Crawford y John Ireland y la remake de Steven Zaillian, que fuera guionista de «Pandillas de Nueva York» y «La lista de Schindler», entre más, con Sean Penn, Jude Law, Kate Winslett y Anthony Hopkins.
 

«Todos los hombres del rey» (1949)

VER VIDEO

 

Las dos están basadas en la exitosa novela homónima de Robert Penn Warren, ganadora del Premio Pulitzer, que narra la ascensión y caída de un honrado y carismático gobernador de Louisiana y su lucha contra la corrupción política en la que él mismo terminará atrapado a través de una visión sombría y corrosiva acerca del tema, tan común en este universo.
 

«Todos los hombres del rey» (2006)

VER VIDEO

 

Los contextos muy diferentes, uno el de la posguerra, el segundo de la turbulencia financiera que iniciaría un periodo de gran incertidumbre se complementan perfectamente con la trama y el personaje que lucha contra el pecado y la culpa, ejes que ambas ponen en la mira.

 

2

«The Manchurian Candidate»

(Versiones de 1962 y 2004) La primera la dirigió John Frankenheimer, y la protagonizan Frank Sinatra, Laurence Harvey y Janet Leigh (puede verse por Filmin). La segunda es de Jonathan Demme, tiene como figuras centrales a Denzel Washington y Meryl Streep (Amazon Prime).

«The Manchurian Candidate» (1962)

VER VIDEO

 

 

Un soldado capturado durante la Guerra de Corea, el sargento Raymond Shaw, ex prisionero y ganador de la Medalla de Honor, tras su lavado de cerebro en  la Guerra Fría se lanza como candidatoa gobernador; en la remake el oficial que regresa a casa de la Guerra del Golfo controlado mentalmente, se convierte en candidato a presidente. La película aborda la paranoia y el poder en la política.
 

«The Manchurian Candidate» (2004)

VER VIDEO

 

 

Publicado en 1959, el best seller de Richard Condon. resultó una singular vivisección acerca de la política estadounidense que logró superar el paso del tiempo por mérito propio, obra de un autor siempre ocupado en desentrañar lo que se esconde detrás del poder confesó que escribió porque «me gustaría que la gente supiera en profundidad cómo la traicionan sus políticos».
 

3

«Mentiras que matan»

(«Wag the Dog», 1997) La dirigió Barry Levinson, que ya había alcanzado la fama con «Good Morning, Vietnam», «Rain Man» y «Bugsy», con Dustin Hofman, Robert De Niro y Woody Harrelson (por Amazon Prime Video).
 

Un asesor de imagen y un productor de Hollywood colaboran para crear una guerra falsa -en Albania- y distraer a la opinión pública durante una campaña presidencial en medio de un escándalo que involucra al presidente con el abuso a una menor de diez años y los guión satiriza la manipulación de los medios en la política.

«Escándalo en la Casa Blanca» (1997)

VER VIDEO

El guion es de David Mamet, recordado por los de «El cartero llama dos veces», «Los intocables» y «Nunca fuimos ángeles», entre otros, quien pone el acento en diálogos memorables entre personajes que al mismo tiempo son la síntesis perfecta de estereoripos que abundan en el detras de escena de la alta política y el ritmo que le imprime, le da un particular vértigo al todo.

4

«Bulworth»

(Idem, 1998) Warren Beatty cumple con la doble función de dirigir y protagonizar esta idea, que comparte delante de cámaras con Halle Berry, Paul Sorvino y Jack Warden
 

Un senador demócrata en crisis mental, cansado de la falsedad del mundo de la política decide decir la verdad sin rodeos durante su campaña de reelección y arregla su propio asesinato pero se arrepiente al concer a una activista y lograr un éxito inesperado que lo impulsan a una candidatura presidencialomento (¡alerta spoiler!) cuando los lobbys económicos deciden y ejecutan su muerte por ser un peligro a sus intereses.

La película critica la hipocresía en la política y la falta de autenticidad y de hecho se mete con la idea de que asegura existe una sustancial diferencia entre demócratas y republicanos, mostrando esa dicotomía como un acting «para quienes lo miran por TV» y que en verdad son títeres del poder multinacional, y que en verdad a ninguno de los dos les preocupa que las clase media se vaya cada vez más a pique.

No es casual tampoco que, ideologicamente hablando, Beatty haya sido director y protagonista de «Reds» mucho antes (en 1982), acerca de la historia del escritor norteamericano John Reed autor del libro «Diez días que conmovieron al mundo«, una suerte de diario de la Revolución Rusa de 1917, y el ascenso al poder del Partido Comunistaen ese país. 

 

5

«La trampa»

(«Election», 1999) La dirigió Alexander Payne, con Matthew Broderick y Reese Whiterspoone (puede verse por MUBI). En esta comedia negra, un maestro de secundaria se enfrenta a una estudiante ambiciosa en una contienda por la presidencia del consejo estudiantil. La película ofrece una crítica mordaz de la política y la corrupción a pequeña escala.

 

Es la historia de Tracy, una estudiante en vísperas de terminar el colegio secundario que aspira a representar a sus compañeros en el centro que los nuclea, pero esa decisión se opone a la de su docente, quien conoce el hecho que unió a la jovencita con su predecesor en el cargo (una relación que terminó con la carrera del educador), y para no caer en similar enamoramiento, propone a otro alumno, deportista lesionado y muy popular.

 

La trama se complica y sirve para mostrar cómo detrás de una simple elección de representantes estudiantiles puede esconderse una trama mucho más compleja, una historia narrada al mejor estilo de Payne.
 

6

«La conspiración»

(«The Contender», 2000) La dirigió Rod Lurie, y las figuras centrales son Joan Allen y Gary Oldman. 
 

Al fallecer el vicepresidente de los Estados Unidos, una senadora es nominada para el cargo, pero su pasado y su integridad, su poco convencional vida sexual, es puesta en duda con un heho que pudo o no haber sido clave en su vida universitaria, y al ser interrogada al respecto se niega a responder a todos. La película cuestiona el sexismo y la doble moral en la política.

«La conspiración» (2000)

VER VIDEO

 

 

En el relato, el lenguaje narrativo, es decir el de la cámara, pasa a un segundo plano detrás de los diálogos, las pujas verbales en las que se pone énfasis en el lugar que ocupa la mujer dentro del universo de la política estadounidense, siempre discriminado, y en ese sentido, logra una riqueza que hace más de dos décadas resultaba sorprendentemente disruptiva.

Pero no solo sus diálogos y pujas son trascendentes porque también hay actores de fuste que logran su cometido, mostrando personajes que también son detectables en los ámbitos de los comités y las mesas de discusión, como Gary Oldman, Jeff Briges, Christian Slater, William Petersen y Sam Elliott.
 

7

«Milk»

(2008)La dirigió Gus van Sant, con Sean Penn y Josh Brolin.
 

Basada en la vida del activista Harvey Milk, esta película dirigida por el siempre trasngresor Gus van Sant, sigue su lucha por los derechos de la comunidad LGBTQ+ y su elección como supervisor de San Francisco, que lo convirtió en el primer hombre abiertamente homosexual en ocupar un cargo público, una mirada inspiradora a la política progresista.
 

Milk tuvo una larga lucha por la no discriminación sexual en una sociedad abiertamente conservadora, y muy a pesar de haber logrado un puesto importante en materia de representación, siguió siendo perseguido por sus pares, siendo derrotado en cuanto a su postura integradora de fuerte arraigo social, hasta finalmente terminar asesinado a sangre fría, el 27 de noviembre de 1978.
 

8

«Un papá muy poderoso»

(«Swing Vote», 2008)La dirigió Joshua Michael Stern, con Kevin Costner (también productor), Paula Patton, Madeline Carroll, Kelsey Grammer, Dennis Hopper y Nathan Lane.

Un hombre común de Nuevo México, al que le gusta le cerveza, se convierte en la persona más importante del país cuando su hija muy adelantada para su edad, lo convence concurrir al sufragio y su voto devione el que decide la elección presidencial entre los dos contrincantes.

«Un papá muy poderoso» (2008)

VER VIDEO

 «Nos parecía que era importante escribir algo que tuviera algo de sentido más allá del simple factor de entretenimiento de toda comedia» -comentó el director-. «Nuestro objetivo estribaba en escribir una película sobre un padre y una hija. La locura política y el caos casi que devenía una historia secundaria». La película resalta la importancia del voto individual en la democracia, con había ocurrido durante las elecciones de 2000, en las que ganó en forma confusa George Bush Jr. a su contendiente Al Gore.
 

9

«Poder y traición»

(«The Ides of March», 2011) La dirigió George Clooney, con las actuaciones de Ryan Goslin, George Clooney y Paul Giamatti.

Un asesor de prensa se ve envuelto en una trama de traición y engaño durante las elecciones primarias trabajando con un gobernador candidato presidencial demócrata, interpretados por Ryan Gosling y George Clooney, respectivamente. La película muestra cómo los ideales pueden chocar con la ambición.
 

«Poder y traición» (2011)

VER VIDEO

 

El personaje de Gosling no tiene mucha idea del juego sucio que se maneja en ese mundo menos que su candidato haga tratos clandestinos para ser elegido. Eso cambia a medida que avanza su educación política, algo que también es habitual en ese mundo al que arriban jóvenes cargados de idealismo que o rápidamente se desulusionan o se dejan atrapar en la telaraña.

10

«Locos por los votos»

(«The Campaign», 2012) La dirigio Jay Roach, con actuaciones de Will Farrel y Zach Galifianakis.

Dos candidatos rivales compiten por un escaño en el Congreso de los Estados Unidos, tal es el eje de esta comedia irreverente que destaca la suciedad de la política moderna.

«Locos por los votos» (2012)

VER VIDEO

Uno es congresista demócrata que va por su quinto mandato, pero el vínculo con una de sus seguidoras arruina el plan cuando el mismo deja un mensaje con contenido sexual en un teléfono que no es el correcto, un hecho aprovechado por sus enemigos para un multiplicidad de carpetazos, que con semejantes protagonistas -Will Ferrel y Zach Galifianakis-, resulta un disparate.
 

Estos largometrajes ofrecen una variedad de perspectivas sobre los procesos electorales y los sufragios, desde la comedia hasta el drama político. A través de sus historias, critican la corrupción, la manipulación mediática, la falta de autenticidad y la lucha por la integridad en la política. Aunque algunos son más satíricos que otros, todos arrojan luz sobre los desafíos y las complejidades de la vida política.

Siguen siendo relevantes a lo largo del tiempo, ya que los temas de la política sucia, la manipulación mediática y la lucha por la integridad son cuestiones perennes en la sociedad. La diversidad de géneros, desde la comedia hasta el drama, permite que estas películas atraigan a una amplia audiencia y sigan siendo discutidas y apreciadas por generaciones futuras.

En la medida que la política sigue siendo un tema candente en la sociedad, cada una de estas tramas continúan proporcionando una lente crítica para analizar y reflexionar sobre este universo, y su impacto es perdurable.

Media docena de clásicos

Estas películas -desde comedias hasta dramas intensos- continúan siendo discutidas y analizadas en el contexto de los eventos políticos contemporáneos, lo que demuestra su influencia en la forma en que la sociedad percibe y entiende la política. Con frecuencia, estas películas se utilizan como herramientas pedagógicas en la enseñanza de la política y la ética, lo que aumenta su importancia como medios para transmitir lecciones sobre la democracia y la ciudadanía responsable.

 

1. «El despertar de una nación» («Gabriel Over the White House», 1933).

Dirigida por Gregory La Cava hace 90 años, con Walter Huston y Franchot Tone, producida por William Randolph Hearst, el que inspiró «El ciudadano» (1941), de Orson Welles.

Judson Hammond es un presidente estadounidense que tiene un cambio de personalidad al sufrir un accidente automovilístico y se convierte en un líder autoritario inspirado por el arcángel Gabriel y el espíritu de Abraham Lincoln, que busca reformar el país, logra terminar con la desocupación y la paz mundial, no obstante algo inesperado frena el sueño.

 

2. «Caballero sin espada» («Mr. Smith Goes to Washington», 1939)
Dirigida por Frank Capra, con Jean Arthur, James Stewart y Claude Rains, sigue a un hombre común que es nombrado senador y lucha contra la corrupción en Washington. Su mensaje sobre la integridad y el poder del individuo en la política sigue siendo vigente y relevante.

3. «El gran McGinty» («The Great McGinty», 1940)
Esta comedia dirigida por Preston Sturges, con Brian Donlevy, Muriel Angelus y Akim Tamiroff, narra la historia de un hombre que sube al poder político durante la Gran Depresión a través de la corrupción y luego busca redimirse. Ofrece una sátira aguda sobre la corrupción en su país y sus consecuencias.

4. «El ciudadano» («Citizen Kane», 1941), de Orson Welles, con el mismo y Joseph Cotten.
Es considerada una de las mejores películas de la historia del cine por más que se intente, y se mantiene sólidad a través del tiempo, en todos sus aspectos cinematográficos y en todos los argumentales, la historia de un self made man que de ser periodista se convirtió en magnate del rubro y un hombre muy poderoso, construido con el modelo de Wiliam Randolph Hearst.
El muy joven Orson Welles, proveniente del teatro radial, logró una opera prima imbatible, en la en un momento de la historia del protagonista, interpretado por él mismo, se postula para gobernador y a pesar de todo lo que invierte en marketing termina derrotado, no antes de ser definido por unos y otros como fascista y nazi o comunista.

El episodio, uno de los muchos del relato, tiene entidad propia y resulta, como toda la obra, una joya, un diamante de los muchos que la conforman y que siguen reluciendo para todos aquellos que la vieron o quienes tienen la oportunidad de descubrirla y recibir una clase de cine con mayúsculas, no es exagerado sentenciar, de esas que no se consiguen en ninguna escuela del planeta.
 

5. «Y la cabalgata pasa» («Meet John Doe», 1941), de Frank Capra, con Gary Cooper y Barbara Stanwyck
Otra obra del inimitable Frank Capra, esta película cuenta la historia de un hombre que amenaza con suicidarse como protesta y se convierte en un símbolo de esperanza para la nación. Explora temas de manipulación mediática y la influencia de los medios en la política.

6. «El mejor candidato» («The Best Man» (1964). Esta película dirigida por Franklin J. Schaffner, según un libro de Gore Vidal, con Henry Fonda y Cliff Robertson, se centra en la lucha por la nominación presidencial de un partido político y los dilemas éticos que enfrentan los candidatos. Ofrece un retrato crítico de la política partidista y la búsqueda del poder a toda costa.

 

¿Y por casa cómo filmamos?

El cine argentino también incursionó en el tema un puñado de veces, la mayoría en un segundo plano. Películas de géneros y ámbitos muy diferentes, en un listado que arranca en 1959 con «El candidato», de Fernando Ayala, según textos de David Viñas, y que termina más recientemente con «El estudiante», de Santiago Mitre, en la que el tema es el ascenso de un delegado en un proceso eleccionario de un centro de estudiantes universitarios.

 

11

«El candidato»

(1959) El director Fernando Ayala junto a la idea aportada por David Viñas, toma como eje a un viejo político que había renunciado a su banca por cuestiones éticas es convocado por su hijo para volver a la carga, y esa excusa argumental sirve para exponer los entretelones.

 

Si ben es una de las primeras propuestas de su extensa filmografía, la quinta en orden cronológico, Ayala demuestra tener igual pulso a la hora del encuadre que había mostrado en «Los tallos amargos» o en materia política  «El jefe», también escrita por Viñas, pero no alcanza el rigor narrativo de aquellas, quizá por no profundizar en el tema y quedarse en lo superficial.

 

Sin embargo propone algunas observaciones acerca de la que en aquel tiempo empezaba a considerarse como la vieja política del caudillismo y la falta de coraje para avanzar en un panorama político todavía atravesado por las proscripciones, proponiendo una serie de dilemas éticos que vistos en la perspectiva del tiempo parecen demasiado inocentes.

 

12

«Juan Moreira»

(1973) «Vago y mal entretenido», como rezaba el comunicado que pedía su captura, el personaje de esta obra maestra de Leonardo Favio sobrevive de changas, entre muchas la de servir a políticos de su tiempo en elecciones todavía muy turbias previas al proceso democrático que comenzaría en el siglo XX.

 

Y ahí se lo ve a Moreira (Rodolfo Bebán) peleando por una paga que le niegan, por la que termina en un cepo, y luego en una revancha que lo lleva a empuñar un facón o un trabuco naranjero, que no tiene miedo de clavar o disparar a pesar de sus consecuencias, 

 

El momento parece anecdótico en una trama que presenta múltiples aristas pero sin embargo Favio subraya la corrupción política que sirve para mostrar que en un universo como ese público, por solidaridad, puede identificarse con el antihéroer, no en esos hombres mejor vestidos y hablados que esconden miserias mucho más que significativas
 

 

 

13

«Las mujeres son cosa de guapos»

(1981) En esa comedia picaresca dirigida por Hugo Sofovich, el más talentoso en materia de guiones de los dos hermanos, se cuenta la historia de dos peones de campo –Alberto Olmedo y Jorge Porcel– que se suman a las filas de un caudillo político (Javier Portales), y se relacionan con dos prostitutas de alto nivel (Susana Giménez y Moria Casán).

La película incluye además de numerosos sketch desopilantes para la época uno que tiene lugar durante elecciones fraudulentas que resulta un disparate pero que puede ser parecido a la realidad de algunos sucesos registrados por la historia.

La película fue rodada en 1981, durante la dictadura cívico militar y antes de la Guerra de Malvinas, lo que daría pie a un nuevo capítulo de apertura democrática que concluiría dos años después con el triunfo de Raúl Alfonsin.

 

«Las mujeres son cosas de guapos» (1981)

VER VIDEO

 

 

14

«El candidato»

(2011) De Daniel Hendler, con Diego De Paula, Ana Katz y Matías Singer. La película se centra en la vida de Martín Marchand, un joven político novato que, al principio, parece estar lejos de ese mundo, trabaja como arquitecto, pero su vida da un giro inesperado cuando se ve envuelto en una campaña local en su barrio. Lo que inicialmente parece ser una mera coincidencia se convierte en una oportunidad que no puede resistir.

Así se une al candidato oficialista de su partido en la carrera por un lugar en la legislatura porteña. y a medida que la campaña avanza, se sumerge en ese universo, enfrentándose a dilemas éticos, cálculos estratégicos y la presión de los veteranos.

 

A través de la historia de Martín, la película ofrece una mirada a la política local argentina, explorando los desafíos que enfrentan los candidatos novatos, las tensiones entre la ética y la ambición, y la dinámica de las campañas electorales, un relato que arroja luz sobre los bastidores de la política local y cómo esta puede cambiar la vida de aquellos que se aventuran en ella, ofreciendo una perspectiva íntima y humana de un novato en el tema.

 

 

15

«El estudiante»

(2011) Para su debut como director él hasta entonces guionista Santiago Mitre, eligió una historia ambientada en una universidad, más precisamente en la carrera de Letras. Uno de sus alumnos (interpretado por Esteban Lamothe), poco afín a prestarle atención a los estudios, opta por dedicarse a entender los tejes y manejes de los centros universitarios y su relación con la política.

 

Mitre al igual que Mariano Llinás hace un análisis descarnado, una radiografía pura y dura de qué es lo que ocurre detrás de la escena visible a sus compañeros de estudio, quizás como nunca antes el cine nacional pudo mostrar las bambalinas de un proceso democrático en este caso dentro de un ámbito universitario.

 

Para el director significó un gran triunfo porque más allá de su producción independiente logró que la película fuera elegida por la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de la Argentina para pujar por el premio Oscar de la Academia de Hollywood al igual que concentró buena parte de los Premios Sur de la misma entidad y de los Cóndor de Plata de la crítica especializada.
 

Comparte en las redes
Continue Reading
haz clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nacionales

‘La voluntad de diálogo es bienvenida siempre que se construya un acuerdo razonable’

Publicada

el

por

Milei 'lleva a la Argentina a los extremos', aseguró el vicegobernador de Río Negro
El vicegobernador de Ro Negro Pesatti advirti que el llamado al dilogo de Milei con los gobernadores no debe tener imposiciones Foto Marcelo Ochoa
El vicegobernador de Río Negro, … Pesatti, advirtió que el llamado al diálogo de Milei con los gobernadores «no debe tener imposiciones» / Foto: Marcelo Ochoa.

El vicegobernador de la provincia de Río Negro, Pedro Pesatti, celebró este domingo la «voluntad de diálogo» del Pacto de Mayo que el presidente Javier Milei propuso a los gobernadores, pero pidió que «se construya un acuerdo razonable para las partes» y no haya «imposiciones».

«La voluntad de diálogo es bienvenida siempre que se construya un acuerdo razonable para las partes y no partiendo de imposiciones», aseguró Pesatti en diálogo con Radio 10 respecto de la convocatoria que hizo el presidente Milei a los gobernadores para firmar el próximo 25 de mayo en Córdoba un acuerdo que contempla 10 políticas de Estado.

Pesatti indicó que “la Patagonia necesita tener un diálogo con la Nación” y, aunque aun no habló con el gobernador Alberto Weretilneck sobre si asistirá al encuentro en Córdoba, opinó que si la invitación del Presidente “es para dialogar, si podría asistir pero para recibir una imposición, seguramente no».

El vicegobernador agregó que, de acuerdo a como lo planteó el presidente Milei en el discurso que pronunció el viernes ante la Asamblea Legislativa, «no pareciera ser una propuesta para dialogar, sino una propuesta a decir que sí a lo que se propone de antemano».

«Así planteada no es una propuesta de diálogo, sino un llamado a ‘vení fírmame esto’ y listo», enfatizó.

Señaló también que desde el Gobierno nacional “se quiere construir una idea de que las provincias son gastadoras seriales que no tienen ningún tipo de razonabilidad en los gastos” y advirtió que «cuando dicen que les sacan guita a las provincias, se la están sacando a la gente”.

“Nuestra región se tiene que mantener unida, es lo que nos va a permitir construir fortalezas entre nosotros”, aseguró el vicegobernador respecto a la reunión de gobernadores patagónicos que se realizará el próximo jueves y extendió la invitación al Presidente porque «sería muy bueno que Milei venga a la Patagonia» pero destacó que aún nadie del poder Ejecutivo respondió a la invitación.

En tanto, recordó que en reiterados discursos el presidente Milei «logró dividir al país con el concepto de la casta” cuando él mismo «en su equipo tiene varios que son claros exponentes de la casta” y, en ese sentido, auguró que «en algún momento la gente va a ver que es una gran falacia esto de ‘los argentinos de bien».

Comparte en las redes
Continue Reading

Nacionales

La obra del argentino que exhibe en la principal feria de Medio Oriente

Publicada

el

por

La obra del argentino que exhibe en la principal feria de Medio Oriente
Nicols Janowski
Nicolás Janowski

Una serie de obras producidas en Tierra del Fuego, en la frontera más austral del continente, en el último límite geográfico antes de la Antártida, que se interrogan por la idea de «fin del mundo», concebidas por el artista, antropólogo y fotógrafo argentino Nicolás Janowski, se exhibe en el marco de la feria de arte contemporáneo Art Dubai, la más importante de Medio Oriente, que se celebra desde hoy y hasta el próximo domingo en ese emirato árabe.

La obra de Janowski titulada «Adrift in Blue» (A la deriva melancólica), un proyecto transmedial que incluye una plataforma web, piezas sonoras, videos, investigación e intervención sobre archivos históricos y sobre bitácoras de viaje de los primeros exploradores, se exhibe en la sección de la feria bautizada «Bawwaba» -que significa puerta en árabe- y que reúne doce presentaciones individuales de creadores provenientes del Sur Global.

De la mano de la galería uruguaya Invernizzi Art Lab, de Montevideo, el artista argentino participa de esta sección curada por Emiliano Valdés, conservador jefe del Museo de Arte Moderno (MAMM) de Medellín, que lleva por título «Healing» y se centra en una serie de prácticas artísticas que exploran la ‘sanación’ en un plano personal y espiritual, pero también social, histórico y cultural.

La feria de arte contemporneo Art Dubai que present la muestra
La feria de arte contemporáneo Art Dubai que presentó la muestra,


El proyecto que el argentino está presentando en la feria Art Dubai fue desarrollado en la isla de Tierra del Fuego, tanto en Argentina como en Chile, e incluye imágenes fotográficas producidas en la isla a lo largo de tres años, pero también intervenciones realizadas sobre imágenes históricas de los pueblos Selk’nam y Yámanas.

«Estamos presentando un conjunto de  siete obras, tres de ellas inéditas, producidas en la frontera más austral del continente americano, el Cabo de Hornos, que es el último límite geográfico antes de llegar al continente blanco, la Antártida», contó Janowski (Buenos Aires, 1980) en diálogo con Télam.

Se trata de un proyecto de largo aliento, histórico y poético, que propone a través de diferentes soportes artísticos bucear en el imaginario de lo que representa el fin del mundo y que «entrecruza nociones de territorialidad, justicia social, soberanía alimentaria y cambio climático», describió el autor.

El mundo segn Janowski
El mundo según Janowski.


«Mis  proyectos suelen partir de las mismas temáticas e intereses: la construcción de la idea misma de territorialidad y las construcciones históricas asociadas a un territorio específico. ¿Cómo se constituye y recrea un territorio? ¿De qué modo se narró históricamente este territorio? Si la historia la escriben los que ganan ¿Qué pasa con la historia de los perdedores, de los que no tienen voz? En este proyecto en particular me interesaba repensar la idea misma del fin del mundo, o más bien, el inicio del mundo, en términos geográficos», reflexionó el artista y antropólogo.

La investigación, que apunta a dar preponderancia a las cosmovisiones indígenas de la isla (los pueblos Selk´nam y Yamanas), se detiene también en «el papel histórico de la iglesia y su modelo evangelizador y colonizador».

«Muchas de las obras que componen este proyecto hablan precisamente de esta necesidad de recuperar ciertos saberes ancestrales, pero no desde una óptica ‘new age’ sino desde la vinculación con el territorio en términos prácticos, y el modo en que los pueblos indígenas históricamente se adaptaron al territorio del cual forman parte una manera mucho menos intrusiva que la que tenemos desde nuestras vinculación occidental», opinó Janowski.

La obra de Janowski en Dubai
La obra de Janowski en Dubai.


El proyecto sobre Tierra del Fuego, que se extiende sobre diversos soportes artísticos -incluido un libro- y se ha presentado en numerosos países del mundo, despierta el imaginario artístico de Janowski sin dejar su lado su formación como antropólogo, carrera de la que se recibió en la universidad: «Me considero un artista visual con base fotográfica, es decir que utilizo mi cámara con el fin de narrar una historia. Y por mi formación previa utilizo ciertas técnicas de investigación y reportería, asociadas con la etnografía y las ciencias sociales. En función de estas metodologías, puedo llevar a cabo una investigación o traducirla en objetos, o piezas visuales, indistintamente», señaló.

La obra de Janowski se exhibe en la 17 edición de Art Dubai, la feria de arte contemporáneo más importante de Medio Oriente, que se realiza del 1 al 3 de marzo en el esplendoroso complejo Madinat Jumeirah, con la participación de 120 galerías provenientes de 60 ciudades del mundo, como Mumbai, Beirut, Marruecos, Bogotá, Casablanca o Estambul.

Comparte en las redes
Continue Reading

Nacionales

Se reanudaron en Egipto las negociaciones para un alto el fuego entre Israel y Hamas

Publicada

el

por

Desde el 7 de octubre murieron 103 periodistas en Gaza
Foto archivo AFP
Foto: archivo AFP

Las negociaciones en Egipto para lograr una tregua entre Israel y Hamas se reanudaron este domingo, mientras en los territorios palestinos de la Franja de Gaza persistían los bombardeos israelíes y la población civil estaba al borde de la hambruna.

Delegaciones del movimiento islamista palestino Hamas, de Qatar y Estados Unidos estaban en El Cairo para iniciar «una nueva ronda de negociaciones», informó la agencia de noticias AFP.

Los enviados de Hamas tienen que pronunciarse sobre una propuesta de tregua esbozada en París a fines de enero, indicó una fuente cercana al grupo palestino.

Esta propuesta de los países mediadores -Qatar, Estados Unidos y Egipto- consiste en una pausa de seis semanas en los combates y la liberación de 42 rehenes a cambio de la excarcelación de palestinos presos en Israel.

A principios de la semana pasada, una fuente próxima a Hamas detalló que la propuesta consistía en liberar, cada día, a un rehén a cambio de diez prisioneros palestinos. Esto se haría durante 42 días, y estaría completado en seis semanas.

El movimiento palestino también exige la retirada de las tropas israelíes de la Franja de Gaza, que los gazatíes puedan regresar al norte del enclave, del que muchos huyeron a causa de los combates, y el ingreso de más ayuda humanitaria para la población, en riesgo de hambruna.

El objetivo es alcanzar una tregua antes del inicio de Ramadán, el mes de ayuno musulmán, que empieza el 10 o el 11 de marzo.

«Los israelíes aceptaron en principio los elementos del acuerdo», aseguró el sábado un alto funcionario estadounidense, aunque no fue confirmado por Israel.

Hamas dijo este domingo que podría firmarse un acuerdo «en 24 o 48 horas» si Israel «acepta las demandas», informó la agencia de noticias AFP, que citó a un dirigente del movimiento islamista que habló bajo condición de anonimato.

En tanto, la vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, dijo que «debe haber un alto el fuego inmediato durante al menos seis semanas, que es el acuerdo que está sobre la mesa» y además pidió reunir «a los rehenes con sus familias» y proporcionar «ayuda inmediata al pueblo de Gaza».

Foto archivo AFP
Foto: archivo AFP


«Han muerto demasiados palestinos inocentes. Hace tan sólo unos días, vimos a personas hambrientas y desesperadas acercarse a los camiones de ayuda, simplemente intentando conseguir alimentos para sus familias tras semanas en las que casi no llegaba ayuda al norte de Gaza. Fueron recibidos con disparos y caos», declaró.

«La gente en Gaza se muere de hambre. Las condiciones son inhumanas», afirmó.

«El gobierno israelí debe hacer más para aumentar significativamente el flujo de ayuda. Sin excusas», afirmó, desde la ciudad de Selma, en el estado de Alabama.

Harris pronunció así la condena más explícita de un alto cargo estadounidense desde el inicio de la guerra en Gaza y se produce un día antes de que se reúna con el miembro del gabinete de guerra de Israel Benny Gantz.

En el terreno, varios bombardeos nocturnos azotaron las ciudades de Khan Yunis y Rafah, en el sur de la Franja de Gaza.

Hamas, que gobierna en Gaza desde 2007, indicó que también hubo disparos de artillería en Jabaliya, Beit Hanun, en el barrio de Zeitun de Ciudad de Gaza y en Tal Al Hawa, en el norte.

En casi cinco meses de guerra, las operaciones militares israelíes en represalia al ataque sin precedentes de Hamas en Israel el 7 de octubre dejaron 30.410 muertos en la Franja, en su mayoría civiles, según el último balance del Ministerio de Salud controlado por Hamas.

En el ataque del movimiento palestino en Israel murieron cerca de 1.200 personas y unas 240 fueron secuestradas, entre ellas una veintena de argentinos.

Una tregua de una semana en noviembre permitió canjear a un centenar de rehenes por 240 presos palestinos e Israel estima que unas 130 personas permanecen cautivas, 30 de las cuales habrían muerto desde entonces.

En respuesta, Israel lanzó una operación aérea y terrestre para «aniquilar» a Hamas.

El Gobierno de Hamas indicó este domingo que en las últimas 24 horas 90 personas murieron en Gaza.

Foto archivo AFP
Foto: archivo AFP


Catorce de los muertos eran miembros de una misma familia fallecidos en un bombardeo que destruyó su casa en Rafah, en la frontera con Egipto, donde unos 1.4 millones de palestinos se desplazaron en busca de refugio.

Entre los fallecidos hay dos bebés gemelos, Naim y Wisam, de apenas unos meses.

Shehda Abu Anza, un sobrino de la familia, relató a AFP que solo había civiles en la casa.

«Había quizás más de 15 niños en la casa» de cuatro pisos, que quedó totalmente destruida, señaló.

El conflicto ha provocado una catástrofe humanitaria y la hambruna es «casi inevitable» para 2,2 millones de palestinos de Gaza, la inmensa mayoría de la población gazatí, según Jens Laerke, vocera de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU (OCHA).

Al menos 16 niños murieron por «desnutrición y deshidratación» en estos últimos días, según el Ministerio de Salud de Hamas.

El papa Francisco urgió este domingo garantizar un «acceso seguro» a la ayuda humanitaria para la población en Gaza, y el Consejo de Seguridad de la ONU pidió que se permita su entrega «gran escala», sin obstáculos.

El suministro de ayuda por vía terrestre, que depende de la autorización de Israel, entra con cuentagotas a Gaza, principalmente por Rafah, desde Egipto.

Foto archivo AFP
Foto: archivo AFP


Un reparto de comida en la Ciudad de Gaza terminó el jueves en tragedia después de que soldados israelíes abrieran fuego contra una muchedumbre que se abalanzó contra los camiones.

Según Hamas, 118 personas murieron y 760 resultaron heridas.

La investigación preliminar «indicó que tras los disparos de advertencia para dispersar la estampida […] varios saqueadores se acercaron a las fuerzas y generaron una amenaza inmediata» para los soldados, afirmó este domingo el portavoz del ejército israelí, Daniel Hagari.

Las tropas dispararon «hacia varios individuos», agregó, insistiendo en que un organismo «independiente» del ejército llevará a cabo una investigación.

Un equipo de la ONU dijo que constató un «gran número» de heridos por bala en un hospital de la ciudad donde fueron ingresadas muchas de las víctimas.

Testigos indicaron a la agencia de noticias AFP que un ataque israelí impactó un camión humanitario en Deir el-Balah (centro), pero el ejército israelí dijo a la misma agencia, que «no era un camión humanitario el impactado».

La Media luna roja palestina indicó en X (ex Twitter) que «transportó cinco muertos y cuatro heridos tras un ataque a un camión con dron israelí (…) en Deir el-Balah».

Frente a las dificultades para hacer llegar la ayuda por ruta, Estados Unidos lanzó el sábado desde el aire un primer envío de alimentos, en total 66 «paquetes» que contenían 38.000 raciones de comida, en colaboración con Jordania, según un alto mando militar estadounidense.

Comparte en las redes
Continue Reading
Advertisement


salud